lunes, 27 de febrero de 2012

My blueberry nights (2007)


Hay dos cosas que me encantaron de esta película con gusto a tarta de arándanos, pasada la medianoche en un bar inglés: las tomas fotográficas, y la música. Desde el punto de vista actoral, llama la atención el debut de la cantante Norah Jones, para nada desdeñable (pero tampoco remarcable). Sin embargo,  su canción “The Story” con la cual comienza este largometraje, con un primerísimo primer plano de alguna cosa rica que no se entiende bien que es… hasta que después ¡obviamente se sabe! nos enganchan desde el principio.  





 My blueberry nights es una película que narra búsquedas. Búsquedas de distintas cosas, de acuerdo desde donde se lo enfoque, si tenemos en cuenta que los protagonistas son una chica traicionada por su novio, el melancólico inglés dueño de un bar donde todos dejan sus llaves, una jugadora de póker con problemas con su padre, y un policía alcohólico que no puede olvidarse de su ex esposa. Hasta ahí, las piezas. Kai Wai Wong se encarga de ensamblarlas, y el resultado es una película con un ritmo lento, a veces desconcertante, con canciones de (nada menos que) Otis Redding, Ruth Brown, Amos Lee, Cat Power y naturalmente, Norah Jones, entre otros.




A veces no es necesario moverse a ningún lado en busca de lo que necesitamos. Pero cuando nos vamos, y después volvemos, descubrimos que aquello estuvo siempre ahí, y que estaba para nosotros. Como esa porción de pastel que nadie más quiso probar.





1 comentario:

  1. Hermosa película.
    Gran blog.
    Te sigo, por supuesto.

    ResponderEliminar

Sea brutalmente honesto.